Osteoporosis: cuando los huesos se vuelven frágiles


La terapia temprana es crucial para el curso de la enfermedad.

La osteoporosis se desarrolla gradualmente y, por lo tanto, a menudo comienza a pasar desapercibida. Muchas víctimas solo se enteran de su enfermedad después de un hueso roto. En todo el país, alrededor de ocho millones de personas sufren de osteoporosis, las mujeres son aproximadamente cinco veces más frecuentes que los hombres, principalmente sin saberlo. Sin embargo, cuanto antes los médicos reconozcan la llamada pérdida ósea, mejor funcionará la terapia. Con un tratamiento ortopédico temprano, la disminución de la densidad ósea puede incluso revertirse.

"El dolor sordo en la parte baja de la espalda suele ser el primer síntoma de osteoporosis, mientras que el dolor intenso y selectivo indica una etapa avanzada", explica el Dr. Ramin Nazemi de orthonet-NRW, una asociación de cirujanos ortopédicos establecidos en Renania del Norte-Westfalia. Además, los cambios en la postura y el tamaño corporal reducido indican una disminución en la masa ósea. En la etapa final, muchos pacientes experimentan fracturas de huesos que ocurren sin razón aparente. Incluso cargas mínimas como agacharse, una ligera caída o incluso un simple estornudo pueden ser suficientes para causar fracturas. No solo causan dolor extremadamente severo, sino que a menudo causan más fracturas y complicaciones. Como resultado, muchas personas afectadas ya no confían ni siquiera en los movimientos más pequeños y viven constantemente con miedo.

La osteoporosis es una enfermedad metabólica de los huesos, en la cual el organismo descompone más masa ósea que la nueva. Como resultado, el esqueleto pierde estabilidad. Las causas son factores genéticos, deficiencia de estrógenos después de la menopausia, ingesta permanente de cortisona, hipertiroidismo u otras enfermedades. Pero también la forma de vida, especialmente la nutrición, juega un papel importante. También hay una falta de actividad física. "Muchos pacientes sientan las bases de su enfermedad en la infancia, ya que la base para huesos fuertes se crea en la fase de crecimiento", informa el Dr. Nazemi Básicamente, sin embargo, se puede establecer un tipo de "cuenta" para la estabilidad ósea hasta la edad de 40 años. El ejercicio regular, los alimentos ricos en calcio y un suministro adecuado de vitamina D ya hacen una contribución importante a la prevención. También es importante evitar el consumo de "ladrones de huesos" como la nicotina y el alcohol y los alimentos ricos en fosfatos como la carne o las salchichas, el café y la cola.

Una simple medición de la densidad ósea a veces es suficiente para determinar la osteoporosis. Sin embargo, la tomografía computarizada, ciertos análisis de sangre o pruebas de movilidad realizadas por un ortopedista a menudo proporcionan información. Si el especialista llega al diagnóstico apropiado, los medicamentos especiales son una parte importante de la terapia. Ahora hay una serie de sustancias medicinales que detienen específicamente la pérdida ósea, estimulan su acumulación y, por lo tanto, las protegen de fracturas dolorosas y graves. Además, los cirujanos ortopédicos pueden, si es necesario, fortalecer la columna vertebral con cirugía o reemplazar una articulación inestable para evitar más lesiones. Sin embargo, el tratamiento profesional temprano puede detener con éxito la progresión de la enfermedad en muchos pacientes, reducir el riesgo de complicaciones e incluso aumentar nuevamente la densidad ósea. (pm)

Autor y fuente de información



Vídeo: #YoConElDrSantana - Osteoporosis


Artículo Anterior

Los bebés deben cambiar la posición de su cabeza.

Artículo Siguiente

Práctica naturista Ursula Larisch en Potsdam